Reseñas (46): Inquisición, Las cárceles del Santo Oficio

12:30 p. m.
Título: Inquisición, Las cárceles del Santo Oficio
Autor: Miguel Betanzos
Páginas: 500
Editorial: Narrativas Históricas Edhasa
ISBN: 84-350-6073-X
Sinopsis: El escenario de esta cautivadora novela es la España sombría y opresiva de finales del siglo XVI, asediada por las enconadas controversias entre judíos, musulmanes y cristianos.
Sin embargo, es ésta también novela de personaje, pues Felipe Zamora, el celador que la protagoniza, está destinado a entrar en la selecta galería de personajes inolvidables. Hombre de escasa formación, testigo de las atrocidades a las que son sometidos los reos, y con un punto picaresco y enamoradizo, Felipe establece una singular relación con los presos que debe custodiar, y llegará incluso a solicitar la ayuda de un judío preso, Martín de Lara, para llevar a bien término sus cuitas amorosas.
Con la precisión en la recreación de ambientes que le caracateriza y con un palpitante ritmo narrativo, Miguel Betanzos expone las barbaridades cometidas en nobmre de Dios a través de la mirada de un hombre rudo, ingenuo y, por si fuera poco, enamorado.

Opinión Personal: No sé si ya lo he dicho, pero no creo en la Iglesia y tampoco en Dios, no como nos lo muestra la Iglesia, por eso me gusta mucho este tipo de libros.

El libro, puede decirse, que está dividido en dos partes. La primera es como el autor se hizo con uno de los primero ejemplares de este libro pero en castellano antiguo, no sé si esto es verídico o no.

La segunda parte son las cartas que Felipe Zamora envía a la dama de la que está enamorado, comenzando a hablarle un poco de su vida, de cuando era niño, hasta su vida como carcelero de la Inquisición.

A lo largo de la obra nos encontramos con fragmentos de autores como Fray Luis de León, San Juan de la Cruz y de otro que ahora mismo no me acuerdo. De hecho nombra que tipo de poesía escribían estos e, incluso, de como murió Fray Luis.

Felipe es un personaje algo rudo y de poca entendederas, como él mismo dice, pero aun así de buen corazón, pues hace las cosas como le sale del alma sin saber si es pecado o no, como el hecho de ayudar al judío Martín de Lara, uno de los reos y el cual le intenta enseñar a escribir poesía para cortejar a una dama.

Hay veces que la lectura se me ha hecho algo pesada, no porque lo sea en sentido de que es aburrida, si no por lo que cuenta, algo dura a veces y que en más de una ocasión me ha sacado de quicios, pues lo que cuenta es como la Iglesia obliga a que sólo haya una sola religión, llegando a matar a judíos y musulmanes por no orar al mismo Dios.

El libro es amenos, pero para las personas sensibles se puede hacer algo duro, pues en más de una ocasión cuenta las torturas con pelos y señales.

Tiene algún que otro vocabulario de la Inquisición, pero que el fray Hernando, para el único cura por vocación y bueno, lo define con palabras sencilla, pues como he dicho Felipe es algo corto de entendederas.  También nos nombra algunos artilugios de torturas y los más usado nos cuenta cual es su función.


Y aquí concluye esta reseña.

Gracias por leerme
Besitos =3

2 comentarios:

  1. Me gustan estos libros por lo mismo que a ti, y me aburren y me ponen de mala leche cuando la iglesia se entromete.

    Una buena reseña :)

    ResponderEliminar
  2. Pues parece interesante...me llama sobre todo por la situación de los reos y así...aunque creo que se me haría algo pesado...o igual más que a ti jeje.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.