¿Sueño o realidad?

12:31 p. m.
¡Hola!

Hoy vengo con una entrada algo distinta. Empecé escribiendo esto como una manera de desahogo, necesitaba soltarlo y a raíz de ver un vídeo pues me decidí ponerme delante del ordenador. 

No es un relato ni mucho menos. No sabía donde encasillarlo hasta que me dijo mi novio que él lo ve como una reflexión y al volver a leerlo me di cuenta de que tenía razón.



¿Sueño o realidad?

¿No os ha pasado que en un sueño no podéis ni moveros o hablar? Esos momentos son muy angustiosos, sobre todo cuando se te aparece alguien que no esperabas, pero más angustioso es el querer comunicarte con esa persona y no poder.

No sé si son las ganas o si es real, aún estoy algo reacia a creer que sea verdad, pero fue algo que se sintió tan real que me hace dudar que fuese algo de mi subconsciente, las ganas de poder hablar con esa persona, pero lo que sí sé es que ese sueño no se me olvidará, ni ese ni los que vinieron después.

Poco después de fallecer esa persona, soñaba que estaba en su casa y al ir al comedor desde el pasillo me lo encontraba. Estaba ahí de pie, sonriendo sin decir nada. Yo solo quería abrazarle, hablarle, pero por alguna razón no podía. Sé que estaba llorando, de hecho, me desperté llorando, pero se me hizo un nudo en la garganta y me dolía tanto el pecho que me acabé despertando. Esa es la angustia que sentí, intentaba chillar, llamar a alguien más para que confirmara que estaba ahí, pero no me salía sonido ninguno, no me podía mover, solo quedarme fija delante de esa persona intentando por todos los medios moverme o hablar, pero no había manera.
Como digo, no fue la primera vez que me pasó. La segunda vez me lo encontré, sentado en su silla de siempre, al lado del sillón donde se sentaba mi abuela y justo en frente del televisor, donde todas las tardes se echaba la siesta antes de volverse a su sitio, a la salita a ver el fútbol o las películas de cowboys o telenovelas.

No fue hasta hace uno meses que ya me planteé que esos sueños no podían ser solo eso, sueños, que esa persona se dejaba ver de vez en cuando, aunque no hablase. Es imposible que no fuese real, pues por mucho que tengas la imagen grabada, en sueños no se muestra tan nítida, y en esos sueños lo era.

Hace unos meses falleció otra persona aún más cercana, y eso que la de hace unos años lo era. A los días, esta persona no tardó unos meses en dejarse ver, sino unos días, una semana o dos como mucho. Al principio era como un ser que me indicaba que mirase a mi derecha, que esa persona estaba ahí. Por alguna razón, y aunque no abría los ojos, la sentía a mí lado, sentía su presencia cerca de mí. Fueron tres ocasiones en las que lo sentí, tres ocasiones en las que, cobarde de mí no abrí los ojos. Aún no sé si por miedo a que fuese real o por miedo a que no volviese más.

Poco después volvieron esos sueños angustiosos, pero ya la primera persona no estaba sola. Estaban los dos. Esta vez estaban en la salita donde tantas veces mi abuelo se metía a ver sus programas favoritos, uno sentado en la silla y el otro en el sofá. Otra vez las ganas de gritar, de moverme y con el dolor de pecho y garganta del llanto. Fue aún más real, porque al despertar sí que lo sentí a mi lado, junto a mi cama.
La última vez fue bajando las escaleras de mi casa, y ahí estaba, sentado en el sillón nuevo, en ese sillón que estuvimos buscando para que estuviese cómodo, ese sillón que nos hemos negado a dar porque era de él. Estaba ahí sentado como siempre mirando al frente y yo no podía moverme, no podía bajar las escaleras, paralizada sin saber si era verdad o solo un sueño… hasta que desperté con la misma sensación que las otras veces.

Dudo de que sean simples sueños porque ese dolor de pecho y de garganta no lo sentía solo mientras ocurría, también las tenía al despertar y con el corazón latiendo a mil. No hay sueños más reales que esos donde consigues ver a personas que ya nos han dejado, donde nos muestran que, aunque no estén físicamente, seguirán estando ahí.






Gracias por leerme.
Besos ^^

7 comentarios:

  1. Hola Ana !
    Te entiendo porque todos hemos tenido ese tipo de sensación. Pero para mi si son sueños, lo que pasa es que se mezclan con las ganas de que no se hayan ido. Pero desgraciadamente es así. Yo he soñado muchas veces ver a familiares que también me han dejado diciéndome no si sigo aquí no ha pasado....y yo diciendo ah que al final no has fallecido de verdad???y como que siento que el peso del pecho se quita pero cuando me despierto me doy cuenta de que no es cierto.
    Desgraciadamente esto es lo que nos deja el crecer y el ir perdiendo a gente que queremos.
    Mucha fuerza cielo y al menos siente que siguen estando ahí mientras sigas pensando en ellos.
    Mil besos y mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, guapa!

    Maravilloso! La verdad es que está genial eso de las reflexiones. Las adoro!

    ¡Nos leemos, guapa! <3

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!

    Me alegra mucho haberte animado a publicar el relato, aunque ha sido un relato triste y no sé si está basado en hechos reales pero si es así te animo a que sigas dejando salir estas cosas porque creo que es mejor eso que guardarlo dentro, se sufre menos. Parece que al ser muy personal va a ser difícil y lo es pero creo que vale la pena porque sacas algo de dentro y eso siempre ayuda a superar aunque al principio no lo parezca.


    Este relato me ha parecido muy triste y personal, nos abres la puerta a una sensación que creo que todos hemos tenido, la de poder recuperar a alguien que ya no está. De hecho, yo misma escribí un relato similar cuando falleció mi abuelo (se titula "estarás" y puedes leerlo aquí si quieres aunque no te sientas obligada a ello). Creo que es triste porque sabemos que no es posible, pero también es bonito cuando nos damos cuenta de que mientras sigamos pensando en ellos de vez en cuando, aunque sea en sueños, seguirán ahí para nosotros.

    Un detalle sobre el relato es que en un punto dices "hasta hace uno meses que" sería "hasta hace unos meses que"

    Es todo, mucho ánimo y gracias por compartirlo.

    Besos.

    Sólo un capítulo más.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Uf... a mí me ha pasado varias veces, sobre todo con personas que ya no están, y es que en ese momento parecen tan reales los sueños que quieres hablar con esas personas pero no puedes porque son eso, sueños :') Esa sensación que describes al encontrarte con una persona fallecida en sueños (y a la que querías mucho, imagino) yo también la he tenido y es muy intensa, la verdad. Yo soy de las que piensa que cuando una persona fallecida cercana y querida aparece en varios de nuestros sueños es porque quiere comunicarnos algo. Sea verdad o mentira, tiene sentido y yo me lo creo, así que sí, yo también dudo que sean simples sueños porque son la mar de reales :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola guapa! Qué bonito, da qué pensar... A mí me ha pasado muchas veces, con una persona en concreto que hace años que falleció, pero son buenos sueños :)
    ¡Besos desde Tiempo Libro!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Precioso relato…o reflexión..!!! Sí, muchas hemos tenido esa sensación…ese sentimiento de pérdida, de congoja…..es ley de vida…triste es tu relato, pero se nota el amor en él por esas personas que se fueron
    Te lo comparto en redes
    Un besito
    Otro Romance Más

    ResponderEliminar
  7. Hola cielo:
    Me encantan estos tipos de entradas.
    Creo que compartir un trocito de corazón de vez en cuando sienta muy bien.
    Un beso infinito ♥

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.