Microrrelato (1)

2:30 p. m.

Anoche antes de acostarme me vino la inspiración después de estar sin escribir durante tres años, no sé que me pasó pero no se me ocurría nada y si se me ocurría no me gustaba. Pero anoche estando cerrando ya todas las ventanas del ordenador para ir a dormir se me ocurrió este pequeño fragmento que espero que os guste.



Tumbada en mi cama con la cara hacia el techo me desperté una mañana lluviosa, recordando la conversación del día anterior.

-          ¿Me sigues queriendo?
-          No – tras un breve silencio – dejé de querer hacer tiempo.
-          ¿Entonces que haces conmigo?
-          Porque te amo.

Me giro mirando a la pared, oigo repetirse en mi cabeza esas dos palabras “te amo” como un eco pero que no acaba nunca.

Suena la alarma del móvil, suena la primera canción que escuché con él “Just  the way you are”. Aún recuerdo como me miró con esos ojos castaños mientras me cogía de la mano intentando transmitirme todo lo que le hacía sentir y yo como una niña asustadiza le arrebaté mi mano.

Harta de estar en la cama decido levantarme y aun dejando a oscura la habitación salgo y bajo las escaleras en silencio.

Al entrar en la cocina todos se giran hacia mí, todos con cara tristes y de pena por mí y en ese momento se me cae el alma a los pies. Busco la mirada de mi madre, pero no se atreve a mirarme. Ahora busco la mirada de mi hermana, pero tampoco es capaz de mirarme a los ojos. En ese preciso instante suena mi móvil arriba. Subo de vuelta a la habitación y miro el móvil.

“Espero un sí”

Es lo único que leo en la pequeña pantalla del Nokia. Vuelvo a bajar pero no me dejan entrar en la cocina, en la mesita de la entrada hay un sobre cerrado. Con los nervios lo rasgo por el centro y lo primero que hay es un billete hacia los Ángeles. Levanto la cabeza y vuelvo a mirar a mi familia está vez la mirada es de alegría pero a la vez de tristeza.

Tras tanto meses de lucha, por fin veo mis sueños realizados. Estar con el hombre que me quitaba el aliento e irme a Los Ángeles a estudiar.


Ana Ramírez

1 comentario:

  1. Me encanta y me alegra mucho que lo hayas colgado. Es precioso y no intuyes el final del relato.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.